Stories

La Torre Eiffel del siglo XXI parece estar flotando sobre el agua en Shenzhen, China

Shenzhen es considerada el Silicon Valley de China, incluso de toda Asia. Cuenta con grandes innovaciones tecnológicas que algunas ciudades norteamericanas apenas están empezando a implementar; el uso de taxis, autobuses y metros autónomos es la norma en este lugar. Para continuar con la innovación, se ha creado una iniciativa llamada 10 Instalaciones Culturales para la Nueva Era. A través de ella, se pretende construir museos, casas de música, edificios y parques con el fin de atraer a más turistas y dar pie a la ciudad del futuro. Aunque todas las instalaciones propuestas dentro de la iniciativa sean sumamente interesantes y de arquitectos contemporáneos de renombre, hay una en particular que destaca: conoce la Torre Eiffel del siglo XXI.

La Torre Eiffel del siglo XXI parece estar flotando sobre el agua en Shenzhen, China - la-torre-eiffel-del-siglo-xxi-4-de-julio-july-4th-gal-gadot-ludwig-guttmann-tyson-chicken-gta-6-independence-day-1
Crédito

A este edificio se le ha apodado así porque el estudio de arquitectura japonés Sou Fujimoto se planteó la siguiente pregunta para llevar a cabo la construcción: ¿cómo se puede lograr que un edificio siga evolucionando sin dejar de llamar la atención, igual que lo hizo la Torre Eiffel? Lo que se le ocurrió al arquitecto japonés fue crear una torre de 268 metros de altura que esté compuesta por 99 torres construidas sobre la bahía Qianhai de Shenzhen. La peculiar forma de este edificio da la impresión de ser una pequeña ciudad flotando sobre el agua, como algo sacado de una película de ciencia ficción.

La Torre Eiffel del siglo XXI parece estar flotando sobre el agua en Shenzhen, China - la-torre-eiffel-del-siglo-xxi-4-de-julio-july-4th-gal-gadot-ludwig-guttmann-tyson-chicken-gta-6-independence-day-2
Crédito

Uno de los objetivos de los arquitectos fue representar una unidad en la estructura, pero al mismo tiempo la colección de partes más pequeñas. En los renders se puede apreciar cómo cada una de las torres que conforman la estructura, por más pequeña que sea, aporta el soporte necesario para mantener a la “isla” flotando sobre la bahía. Otro de los objetivos del estudio Sou Fujimoto fue crear un edificio que representara la diversidad del mundo; es decir, que la estructura denote cómo el mundo se hace más diverso con el paso de los años. Con este edificio, el skyline de Shenzhen se volverá sumamente futurista.

La Torre Eiffel del siglo XXI parece estar flotando sobre el agua en Shenzhen, China - la-torre-eiffel-del-siglo-xxi-4-de-julio-july-4th-gal-gadot-ludwig-guttmann-tyson-chicken-gta-6-independence-day-3
Crédito

Para la construcción del edificio, los arquitectos optaron por usar acero, fibra de carbono, cuerda de Kevlar y hormigón como materiales principales. Aunque el Kevlar se emplea principalmente en la fabricación de chalecos antibalas, es sumamente resistente; por ejemplo, es 5 veces más resistente que el acero, no se descompone con el agua o la humedad, y tampoco se degrada por hongos o bacterias.

La Torre Eiffel del siglo XXI parece estar flotando sobre el agua en Shenzhen, China - la-torre-eiffel-del-siglo-xxi-4-de-julio-july-4th-gal-gadot-ludwig-guttmann-tyson-chicken-gta-6-independence-day-4
Crédito

Dentro de la estructura central, la torre, una vez completada, contará con un mirador, un espacio de exposición cultural, un restaurante y una cafetería. Se podría decir que, además de ser una torre funcional, es una torre de exposición, una atracción turística. Como se mencionó anteriormente, forma parte de una iniciativa del gobierno de Shenzhen para modernizar la ciudad y, junto con el estudio Sou Fujimoto, arquitectos como SANAA, Jean Nouvel y Zaha Hadid Architects pondrán su granito de arena para convertir Shenzhen en la ciudad del futuro.