Stories

Loreto, un oasis a la mitad de un desierto

Lugar enigmático y de contrastes, rodeado por la majestuosa sierra La Giganta, la espectacular belleza del mar de Cortés y el sobrenatural paisaje desértico, Loreto es heredero de un rico pasado histórico que se remonta a hace más de 10 mil años.

Fundado hacia finales del siglo XVII por el jesuita Juan María de Salvatierra con el nombre de Misión de Nuestra Señora de Loreto, posee un ambiente de carácter apacible y bohemian chic que, en los últimos años, se ha convertido en must entre amantes de la naturaleza y la cultura; ideal para escapadas en pareja, grupos de amigos y familias con espíritu aventurero.

Sus encantadoras calles son perfectas para dar un paseo e ir descubriendo rincones típicos que denotan su arquitectura colonial y barroca, como el centro histórico, la misión y el Museo de las Misiones Jesuitas, además de galerías de arte y artesanías. En sus alrededores, vale la pena conocer los impresionantes paisajes y asentamientos coloniales de la Misión de San Francisco Javier, Santa Rosalía, Mulegé, las sierras San Francisco y Guadalupe en el desierto del Vizcaíno, así como los vestigios rupestres de La Giganta, La Pingüica y La Pintada.

Loreto, un oasis a la mitad de un desierto - shutterstock-1340533445-1536x1024

Con fantásticos escenarios naturales para toda clase de actividades al aire libre y deportes, a partir de este mes y hasta marzo es uno de los place to be para el avistamiento de ballenas grises, azules y jorobadas dentro del Parque Nacional Bahía de Loreto, especialmente en las islas Coronado, Del Carmen, Danzante, Monserrat y Santa Catalina.

Para agendar
  • Avistamiento de ballenas (enero-marzo) y deportes acuáticos durante todo el año.